TOP

Primeros 1000 días y la obesidad infantil

La obesidad infantil afecta en Argentina al 10% de los niños entre 0 y 2 años. Por esta razón, es primordial garantizar primero una alimentación nutritiva en la madre durante el embarazo

 

La obesidad infantil afecta en Argentina al 10% de los niños entre 0 y 2 años, aproximadamente. Si bien este desorden metabólico ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos, uno de los factores para su prevención es procurar una alimentación equilibrada para la madre y el hijo.

Tanto en adultos como en niños, el sobrepeso y la obesidad responden a un desequilibrio entre las calorías que se ingieren y aquellas que se gastan. Una mala alimentación, rica en grasas saturadas trans, azúcares y sal, con pobre aporte de vitaminas, minerales y fibras es un factor clave para el desarrollo de la obesidad infantil. A nivel mundial, se intenta prevenir este desorden metabólico, ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades crónicas, cardiovasculares y diabetes, entre otras.

Las madres con sobrepeso y obesidad deberían realizar consultas periódicas con un profesional de la salud para controlar el aumento de peso durante el embarazo, dado a que en ese período no se recomienda hacer dietas restrictivas. Consultá con tu médico o nutricionista ante cualquier duda.

 

En el mejor de los casos, una mujer con sobrepeso debería reducir su peso antes de la concepción para evitar que su hijo nazca con riesgo de sobrepeso u obesidad. Por esta razón, es primordial garantizar primero una alimentación nutritiva en la madre durante el embarazo y, luego, a partir de los seis meses, una alimentación complementaria a la lactancia materna que también sea efectiva para favorecer el crecimiento y desarrollo del bebé.

Incorporar alimentos ricos en nutrientes, como frutas, verduras y legumbres, en el momento adecuado de la alimentación complementaria es parte de los cuidados del bebé. Prestar fundamental atención en su alimentación, reduciendo la ingesta de comidas poco nutritivas, puede reducir enfermedades asociadas al sobrepeso y obesidad.

Ofrecer una alimentación saludable para toda la familia es una oportunidad para cuidar la salud de todos y transmitir un hábito que puede continuar de generación en generación.

Escriba un comentario