TOP

270 días de embarazo

Se recomiendan, como mínimo, 5 controles de rutina durante el embarazo. El cuidado integral de la salud durante el embarazo mejora la calidad de vida presente y futura del bebé.

 

Un embarazo saludable no sólo implica llevar una alimentación equilibrada y completa, sino también un seguimiento de profesionales de la salud y los debidos estudios de rutina indicados por los mismos. El cuidado integral de la salud durante el embarazo mejora la calidad de vida presente y futura del bebé.

La comunidad médica recomienda controlar el peso al inicio, durante y al final del embarazo, así como también medir la presión arterial, realizar análisis de orina y sangre y controlar la glucemia. Con el consentimiento del paciente, se suelen pedir los test de Chagas, HIV, Hepatitis B y toxoplasmosis para prevenir problemáticas asociadas a estas enfermedades, en caso de que hayan sido contraídas.

Durante el embarazo y en sus 3 meses previos, los especialistas recomiendan consumir suplementos de hierro y ácido fólico. Por otra parte sería importante consultar a un nutricionista para asegurar que los requerimientos de yodo, zinc y otros micronutrientes estén siendo cubiertos a través de la alimentación de la madre. En la semana 20 del embarazo se estila realizar la primera ecografía, donde se controla el crecimiento del bebé de forma integral.

Se recomiendan, como mínimo, 5 controles de rutina durante el embarazo. Los cambios hormonales, metabólicos y físicos asociados a la gestación pueden ser muy variados por lo tanto es necesario que se siga la recomendación del médico para acompañar esas variaciones.

 

En el caso de las náuseas, los nutricionistas sugieren evitar los olores molestos y los alimentos que resulten repulsivos, realizar ingestas frecuentes y poco abundantes realizando 5 a 6 comidas diarias, hidratarse de forma adecuada, separando la ingesta de alimentos líquidos de los sólidos y evitando las bebidas con gas; y evitar igualmente los alimentos con alto contenido de grasa o muy condimentados.

El ejercicio físico debe ser controlado y recomendado por un médico. El yoga, caminar o nadar son actividades que generalmente no perjudican al bebé en gestación. Mejorar la flexibilidad y la fuerza contribuye a tener un canal de parto más preparado.

Por otra parte, es importante considerar que desde la semana 18 pueden bajar las defensas y por tanto, las mujeres embarazadas son más propensas a enfermarse. La automedicación en estos casos puede ser muy perjudicial ya que muchos medicamentos atraviesan la placenta y pueden ser nocivos para el bebé.

Ante cualquier duda se debe consultar con un profesional, su seguimiento es fundamental para preservar la salud de la madre y el bebé.

Escriba un comentario